A ver esas uñas… ¿cómo debo cortarle las uñas al bebé?

cortarle las uñas al bebé

Algo que para los adultos es tan sencillo como es cortarnos las uñas, a la hora de hacérselo a un bebé son todo temores. Es muy pequeñito, hay que tener mucho cuidado, y a veces no sabemos si es recomendable cortárselo a los recién nacidos, pese a que led esté provocando heridas en la cara.

Veamos a continuación varios pasos para cortarle las uñas al bebé:

En primer lugar, no hay ningún peligro en cortarle las uñas al bebé desde el primer día. De hecho, son finas y crean unas aristas con las que se pueden hacer daño, así lo asegura la Asociación Española de Pediatría. Eso sí, hay que tomar muchas precauciones y ser muy cuidadoso para no hacer daño al peque.

En segundo lugar, debemos utilizar la herramienta adecuada. Es decir, nada de tijeras con punta, hay tijeras con la punta redondeada ya que lo bebés son muy inquietos e impredecibles, para que en un movimientos inesperado no le clavemos la punta. También se puede utilizar un cortauñas de niños, que es más pequeño, un cortauñas eléctrico, que va desgastando la uña, o una simple lima para reducir las aristas.

En tercer lugar, el momento de cortárselas también es importante. Lo más aconsejables y tras el baño, porque las tiene más blanditas, pero también podemos aprovechar mientras duerme, porque cuanto más relajado y tranquilo esté más fácil nos va a resultar la tarea.

¿Y qué me dices de la técnica? Bueno, lo ideal es tengamos una postura cómoda que permita agarrarle con firmeza la manita para evitar movimientos bruscos y sustos innnesarios. Y en cuanto al corte, simplemente seguir el crecimiento natural de las uñas y dejar las puntas redondeadas para que no se arañe.

El último paso, asegurarnos que no queda ni rastro de las uñás cortadas, para lo que podemos utilizar una gasa o una toallita y ¡listo! Nuestro bebé ya se podrá tocar la cara sin hacerse ni un rasguño.

 


Deja un comentario