Cómo es el primer día de guardería

Guarderia

El primer día de guardería no suele ser fácil, aunque cada niño es diferente y su adaptación al cambio puede variar dependiendo del tiempo concreto que cada niño necesite.

Por lo general, los primeros días de guardería no son sencillos, ya que tu hijo tiene que adaptarse al nuevo hábitat, conocer a los demás niños de la guardería y empatizar con las cuidadoras y el nuevo entorno.

Ten en cuenta que para tu peque es un cambio radical y verse fuera de casa sin su papá y su mamá les puede provocar sensación de miedo y abandono, pero estos contras desaparecen en poco tiempo, ¡tranquilos!

Os contamos algunos consejos para que los primeros días de guardería:

  • Es recomendable visitar el centro antes que comience el curso para conocer el nuevo entorno, así el niño hará la primera toma de contacto con el sitio y no será un sitio desconocido cuando comience.
  • Unos días antes de comenzar en la guardería, tenemos que hacer una preparación previa en casa y hablar el peque del tema, diciéndole que va a comenzar la guardería, que podrá jugar con muchos niños, que habrá muchos juguetes… Todo con todo positivo y enfocándolo como algo divertido.
  • Tenéis que mostrarle al niño seguridad, estar contentos y seguros. Lo mejor es transmitirle al niño serenidad.
  • Enfocarle los momentos de ocio a la guardería, para que vaya asociando el juego y la diversión como algo bueno que será la guardería.
  • Ve adaptando los horarios de la guardería con anterioridad para que el peque se vaya adaptando a las nuevas costumbres progresivamente y así cuando llegue el día lo vea normal y no sea un cambio brusco de horario.
  • Mi juguete favorito: déjale que se lleve su muñeco o juguete favorito a la guardería, para que tenga cerca algo que le resulte familiar y se sienta más seguro.
  • Es esencial que los primeros días tu hijo se sienta protegido por los papás, por ello es fundamental que sobre todo los primeros días, acompañes y recojas al peque de la guarde.
  • Cuando dejes al peque en la guardería, no hagas de la despedida un drama. Debemos de mostrar una actitud divertida y positiva.
  • Se puntual a la hora de la salida, es importante que te vea junto con los papás de sus compañeros y no se sienta solo.
  • De camino a casa, pregúntale que tal se lo ha pasado y muestra un tono divertido y alegre cuando te cuente cosas de la guardería.

Si los primeros días notas a tu hijo un poco alterado, es normal, en poco tiempo se acostumbrará a la nueva rutina y le encantará ir a la guardería con sus demás compañeros a jugar y aprender.

Y vosotros, ¿ya tenéis pensado a qué guarde llevar a vuestro peque?


Deja un comentario