Padres novatos: consejos para cuidar bebés recién nacidos

cuidar bebés recién nacidosEn este artículo queremos calmar a los padres primerizos. ¡Tranquilos, todas las mamás y papás han sido novatos y han sobrevivido!

Siempre vienen bien unos consejos para cuidar al bebé en sus primeros mese de vida, por ello vamos a recapitular las mejores pautas para un cuidado óptimo del pequeño. Pero recordad que lo mejor es no agobiarse y tomarse un tiempo para conocer al bebé, observarlo y entenderlo, saber si llora porque quiere el chupete o porque tiene hambre o caca, todo consiste en observar, y en poco tiempo serás ¡el mejor papá o mamá de la casa!

Lista de consejos para cuidar al bebé recién nacido:

  • ¿Cuándo tiene hambre?

Los bebés recién nacidos, tienen el estómago muy pequeño y comen cantidades pequeñas repartidas en muchos tiempos o tomas.

Cada toma de leche suele ser entre 2,30 h o 3 h, es una estimación de tiempo aproximada, ya que varía a petición o demanda del bebé, dependiendo de cuando su cuerpo tenga hambre.

  • Cuando maman o toman el biberón, al ser tan pequeños se pueden cansar. Incorpóralo un poco para que eche los gases de succionar y se tome un respiro, tras la pausa seguro que se agarra de nuevo al pecho o a la tetilla del biberón.
  • Ten siempre una gasita o babatel a mano, pues más de una vez el bebé regurguitará y expulsará un poco de leche, es normal, que no cunda el pánico, es la leche que le sobra o se le sale por un golpe de gas.
  • Si optamos por darle el biberón en vez del pecho, el bebé tiene que aprender a agarrarse a la tetilla. Es aconsejable que al principio siempre le dé el biberón la misma persona, hasta que el bebé vaya desarrollando está habilidad y se acostumbre, evitando que se inquiete si hay algún cambio. Para evitar que le entre aire, inclina bien la tetina del biberón.
  • Tras la toma de leche, ayuda al bebé a expulsar los gases, incorporándolo un poco sobre nuestro hombro y dale unas palmaditas suaves en la espalda.
  • A la hora de dormir, la postura más adecuada es tumbar al bebé boca arriba, es más segura y hará que le molesten los gases en menor medida. Esta postura es la que debe tener siempre en la cuna para evitar la muerte súbdita.
  • ¿A qué ritmo debe coger peso mi bebé?

Durante los cinco primeros meses, la mayoría de los niños duplican su peso y hacia el final del primer año, suelen pesar tres veces más de lo que pesaron al nacer.

Su pediatra llevará un seguimiento exhaustivo de su peso y él te indicará si necesitas aumentar la cantidad de leche cuando sea necesario.

  • A los bebés les gusta la rutina, por lo tanto, hay que procurar acostarles a la misma hora y siguiendo un mismo ritual. Esto deberá mantenerse durante los siguientes años.
  • Conviene cambiar su pañal a menudo y así evitar que se irriten. Aunque los modernos pañales los mantienen secos durante largas horas, el calorcillo húmedo en la zona de la barriga no es nada bueno para la piel y puede provocar irritaciones. Antes de ponerle el pañal nuevo, limpia toda la zona y sécala bien.
  • La herida del cordón umbilical no necesita un vendaje especial mientras cicatriza. Se puede bañar al pequeño si luego secamos bien la zona del ombligo. Esa parte la lavaremos con una toalla mojada en agua tibia, luego la secamos y colocamos encima una gasa limpia. Si la herida supura o sangra, hay que consultar al pediatra del bebé.
  • No es recomendable abrigar en exceso al bebé, ya que pueden llegar a sufrir un sofoco que hará que suden y se sientan mal. En los primeros meses es normal que el pequeño tenga las manos y los pies fríos. Pero si la piel a la altura de la nuca o media espalda o la tripa está caliente y seca, significa que no tiene frío.
  • Ten especial atención a la cabecita del bebé. Cuando le tengamos en brazos, hay que sostenerla en todo momento con suavidad pero con firmeza. Los recién nacidos se asustan mucho cuando se les cae hacia un lado o hacia atrás y se estremecen de golpe.

Con estas pautas serás una súper mamá y un súper papá en poco tiempo.


Deja un comentario