¿Cuáles son las mejores posturas para dormir durante el embarazo?

 las mejores posturas para dormir durante el embarazo

En el embarazo es muy común sufrir insomnio y cansancio, especialmente en el tercer mes de gestación, y enontrar las mejores posturas para dormir durante el embarazo se convierte en toda una odisea, dando mil vueltas en la cama buscando la postura, en ocasiones sin éxito.

Y si además, añadimos los constantes movimientos del peque en el vientre y el aumento del volumen abdominal, descansar plácidamente se convierte en todo un reto para la futura mamá.

Lo cierto es que no existen posturas estándar con las que cualquier mami pueda descansar, ya que cada persona encuentra de forma natural su postura para dormir cómodamente.

Sin embargo, sí es cierto que algunas posturas tienen más riesgos para la mamá y el bebé que otras. Por ejemplo, no es aconsejable dormir boca arriba cuando el embarazo está muy avanzado. Parece ser que puede traer dolencias en la cintura, molestias respiratorias, palpitaciones, digestiones lentas, etc. porque el útero se apoya en la columna, intestinos y la vena cava inferior, que es la encargada de transportar la sangre de la mitad inferior del cuerpo hacia el corazón.

Una de las posturas que los expertos aseguran es la más beneficiosa es dormir sobre el costado izquierdo. ¿Por qué? Porque el hígado lo tenemos en el lado derecho, así el útero no se apoyará en éste. Y con ello evitamos apoyarnos también en los vasos sanguíneos más grandes  que se encuentran precisamente en el lado derecho, por lo que podremos evitar edemas. Incluso, favorece el flujo de la sangre a la placenta, aportando mayor oxígeno y nutrientes al bebé y evita hinchazón en los pies de la mamá.

Uno de los accesorios de los que no te querrás separar cuando lo pruebes es una almohada. Tanto para la fase final del embarazo, cuando el peque tenga su cabecita entre los huesos de la pelvis como cuando tengamos algo de acidez, la almohada nos ayudará a estar más cómodas. Sólo debemos colocarnosla entre las piernas y en el caso de la acidez estomacal, colócatela detrás de la cabeza para elevarla un poco, ¡sienta fenomenal!

Con estas recomendaciones podemos aliviar un poco estos síntomas típicos del embarazo. Y si te desesperas, piensa que cada día que pasa es uno menos que queda para tener a tu peque en brazos.


Deja un comentario