¡Mi bebé ya está en casa! Cuidados del recién nacido

Cuidados del recién nacido

¡Bienvenido a casa! Nuestro pequeñín ya está en casa y ahora toca prestarle toda la atención del mundo. Vulnerable y frágil, nuestro bebé nos necesita y al principio requerirá de cuidados especiales; el cordón umbilical, sus primeros exámenes, erupciones en la piel… y los padres, sobre todo primerizos, no dejamos de preguntarnos ¿lo estaremos haciendo bien?

A continuación, veamos las cuidados del recién nacido que no debemos perder de vista:

Exámenes médicos

El primer reconocimiento que pasa es el test Apgar para ver la vitalidad del bebé nada más nacer. Se miden en tres ocasiones cinco factores: pulso y rítmo cardíaco, respiración, movimientos musculares, color de la piel y reflejos.  En función de los resultados se evaluará si el bebé necesita cuidados especiales de inmediato.
Por otra parte, durante los primeros 5 días, se le realiza un análisis de sangre conocido como el análisis del talón para detectar la fenicetonuria, hipotiroidismo congénito y fibrosis quística.

Mucosa

En sus primeros días de vida, es muy común que el bebé segregue una gran cantidad de moquitos incoloros que incluso le puede causar vómitos. ¡No os preocupéis! es normal, se debe a que su estómago en ocasiones se llena de esta sustancia y las elimina a través de su garganta.

Piel

La piel de los bebés sufre muchos cambios que a veces dudamos si son normales o no. Por ejemplo, esa vellosidad que encontramos a menudo en los bebés recién nacidos. Se llama lanugo y es totalmente normal, de hecho con los baños y el roce con su ropita se irá perdiendo.

También observamos a veces ciertas marquitas blancas en la cara ¿debo asustarme? Pues tampoco. De hecho, ni siquiera es necesario aplicar ningún tratamiento. Desaparecerán en unos meses. Incluso la urticaria que aparece en forma de erupción colorada también es inofensiva y desaparecerá sola.

Algo muy habitual también es la dermatitis del pañal, pero con sólo dejar un poco de tiempo sin pañal para que reciba más tiempo de exposición al aire será suficiente, aunque también puedes consultar a su médico para que te aconseje una crema para la zona afectada.

Fontanela

La cabeza del bebé es muy frágil, dado que la parte superior del cráneo aún no está formada del todo y se encuentran unos espacios blandos que en el momento del parto dan mayor flexibilidad al bebé para salir. Estas aberturas se llaman fontanelas  y se cierran entre los seis y los 18 meses de vida.

Si quieres saber un poco más sobre ésta, no te pierdas este post donde se explica todo con detalle: El cierre de la fontanela de tu bebé Se explica todo ¡con todo detalle!

Cordón Umbilical

Se le caerá solito a los dos o tres semanas de parto. Es importante que esté ventilado y no taparlo con el pañal para que se seque con el aire. Si la zona se vuelve colorada, dura o desprende mal olor puede que tenga una pequeña infección. En este caso visita a tu médico y él te indicará cómo tratarlo.

Estas son algunas de las cosa más importantes a tener en cuenta en el cuidado de tu bebé recién nacido, así que toma nota y disfruta de esta nueva aventura de ser mamá, ¡lo harás genial!


Deja un comentario