El cierre de la fontanela de tu bebé

fontanela

La fontanela, es el espacio blandito que tienen arriba en la cabeza los bebés al nacer. A lo largo del primer año, los huesos del cráneo se van fusionando y osificando, hasta que el cráneo queda completamente unido y la fontanela cerrada.

El espacio que queda de abierto en el cráneo o fontanela, es lo que permite a un bebé que nace por la vagina, que adapte esa cierta flexibilidad de su cráneo.

El el cierre de la fontanela se produce en una franja de edad muy amplia, por lo que no debes asustarte si el pediatra, en alguna de las revisiones de tu bebé te comenta que aún no se le ha cerrado, porque a los 12 meses es algo que entra dentro de lo normal.

Si la fontanela anterior siga abierta garantiza el crecimiento natural de su cerebro, evitando que haya limitaciones por falta de espacio, que le perjudicaría psíquicamente. Por este motivo es mucho más preocupante que las fontanelas se cierre demasiado pronto a que tarden en hacerlo, pues entorpecería el crecimiento normal.

Hay varios hábitos de vida muy sanos que puedes poner en práctica para asegurarte de que tu pequeño va a tener la fontanela anterior cerrada cuando cumpla los 18 meses:

  • Procura que lleve una dieta rica en calcio, pues este mineral es imprescindible para el perfecto desarrollo de los huesos. Recuerda que desde los 12 meses hasta los 5 años necesita tomar 1/2 litro de leche diario, además de los lácteos que habitualmente forman parte de su alimentación diaria.
  • Que tu hijo juegue un rato al aire libre todos los días (ponle protección solar, incluso aunque el día esté nublado). El ejercicio físico favorece el desarrollo óseo y la luz del sol ayuda a generar y a sintetizar la vitamina D, que es la que fija el calcio a los huesos. Por eso es bueno también pasear con tu pequeño por el sol, siempre usando protección y cuando el sol sea agradable para la piel, no en horas puntas de sol.
  • Para que los papá se queden más tranquilo, puedes preguntar al pediatra del niño, si cree oportuno que tome un complejo vitamínico, sólo si el pediatra te lo aconseja, se lo debes dar, tanto el exceso como la falta de vitaminas, son inadecuadas.

Si tu pequeño gana peso mes a mes, duerme y come bien y está feliz, la fontanela anterior se le acabará cerrando sin problemas con el curso del tiempo establecido como normal.


Deja un comentario