Embarazo y ejercicio: ¿son compatible?

embarazo 1Sin duda alguna, unas de las recomendaciones básicas por los ginecólogos y especialistas, es mantenerse activa durante el embarazo, siempre y cuando la embarazada no tenga un embarazo de riesgo, ni tenga que guardar reposo.

Debemos amoldar los ejercicios al cuerpo de la mujer embarazada para que sean ejercicios saludables y con beneficios muy positivos tanto durante el embarazo, para el momento del parto y para el puerperio. ¿Empezamos? Ve poniéndote ropa cómoda…
Según los ginecólogos y expertos, estos son los consejos para las mamás embarazadas que quieran hacer ejercicios y sentirse saludables y activas:
• Durante el embarazo se puede continuar haciendo ejercicio que seguirá beneficiando el cuerpo. Es recomendable que se siga una rutina de unas tres veces por semanas. Estos ejercicios deben ser más moderados y suaves.

• Se debe evitar estar mucho tiempo sentada y/o de pie sin moverse. Los extremos son siempre malos. Para hacer ejercicio en el primer trimestre de embarazo, además de ser moderados, debe evitarse la posición supina en el primer trimestre. Si te sientes fatigada, se debe parar inmediatamente la actividad, coger oxígeno haciendo repeticiones de respiraciones hasta que el cuerpo disminuya la fatiga.

• La natación es un deporte muy completo y apropiado para las embarazadas, ya que los ejercicios que se realizan en el agua, no soportan el peso del cuerpo y favorecen a que la mamá no se agote tanto con el peso extra de la barriguita.

• En el embarazo se necesitan 300 calorías diarias adicionales para mantener la homeostasis metabólica. Por lo tanto si realizas ejercicio estando embarazada, lleva una dieta adecuada proporcionando a tu cuerpo los alimentos necesarios para los cambios que se están produciendo en tu metabolismo.

• Lleva ropa cómoda que no te oprima y te permita respirar bien, sentirse a gusto es primordial para desempeñar los ejercicios favorablemente. El entorno debe tener una condiciones climáticas adecuadas y no olvides otro punto importante como es mantener el cuerpo bien hidratado.

• Los ejercicios aeróbicos de bajo impacto son apropiados para las mamás que quieran mantener su cuerpo ejercitado. Puedes optar por apuntarte a un gimnasio o puedes hacer los ejercicios en el salón de tu casa siguiendo las indicaciones de un DVD de ejercicios de aeróbic.

• Es muy favorable desde el principio del embarazo caminar y no dejar la rutina de los paseos cuando vas aumentando el peso con el paso de los meses. Puedes dar paseos nocturnos si tu periodo de embarazo coincide con el verano. Caminar te proporciona beneficios cardiovasculares.

• Para aliviar la tensión acumulada en ciertas partes lumbares, la espalda o las piernas, el yoga prenatal y los estiramientos son estupendos.
• Evita deportes de riesgos como el buceo, esquiar, montar a caballo o actividades en las que te puedas caer o lastimar. Recuerda que estás embarazada y aunque hagas ciertas actividades físicas para mantener tu cuerpo en forma, tampoco podemos hacer cualquier actividad que conlleve cierto riesgo.
Siguiendo estos consejos serás una embarazada en plena forma y mantendrás tu cuerpo activo y preparado para la “carrera de ser mamá”.


Deja un comentario