El parto: No más preguntas sin respuesta

 

El parto

Todas las mamás sueñan con ver la carita de su bebé, con tenerle en brazos y se plantean un sinfín de interrogantes, pero el momento del parto es una de las principales preocupaciones  de toda mujer embarazada, sobre todo si es primeriza. Veamos a continuación algunas de la preguntas más frecuentes en mujeres embarazadas:

¿Cómo sabré si estoy de parto o es una falsa alarma?

En las últimas semanas es muy común tener contracciones, pero cuando se está de parto lo identificarás porque son contracciones más regulares y no desaparecen, como cada cinco minutos. Además, romperás aguas, y será la misma sensación que como si te hubieras orinado. Si es demasiado espeso o sangras debes acudir inmediatamente a urgencias.

¿Que debo llevar en la bolsita del bebé al hospital?

Lo más importante son los pañales, la ropita para cambiarle dos veces al día (que sea cómoda y sin cremalleras ni velcros). ¡Y recuerda llevar sujetadores de lactancia y ropa confortable para ti también!

¿Es preferible con o sin epidural?

La epidural tiene sus pros y sus contras; Calma el dolor y te mantiene consciente, pero disminuyen las sensaciones y se pierde capacidad para empujar por lo que el parto puede que se alargue un poco más. Existen otras alternativas no farmacológicas que cada vez son más utilizadas y ayudan a la relajación y a controlar el dolor. Las más extendidas son los baños de agua caliente, los ejercicios de respiración, la libertad de movimientos, los masajes durante el parto, etc. Es aconsejable consultar a tu médico y barajar ambas opciones para tomar una decisión.

¿Qué es el plan de parto?

Es un documento donde exponen cómo quieres que sea tu parto en la medida de lo posible del centro elegido. Entre otras se incluye la postura para dilatar, si permites el suministro de medicamentos, si quieres estar acompañada…

¿Qué es la episiotomía?

Consiste en una incisión vertical o lateral para facilitar la salida de la cabeza del bebé. Se hace cuando hay un riesgo de que haya un sufrimiento fetal o un desgarro en la zona peritoneal por falta de elasticidad del periné. Se cierra con unos puntos y su cicatrización dura alrededor de 10 días.

¿Podré estar con mi bebé nada más nacer?

Sí, es más, debes estar con tu bebé nada más nacer. El contacto piel con piel es fundamental psicológicamente para el recién nacido, para crear un vínculo fundamental con la madre y empezar la lactancia. Además, según explica la Federación de Asociaciones de Matronas de España, los bebés se colonizan con bacterias y es recomendable que sea con las bacterias cutáneas de la madre.

Y no olvides que la final del parto, viene la mejor parte, cojer a tu bebé en brazos y darle la bienvenida a este mundo.


Deja un comentario