Purés para los peques en verano

Purés para los peques

Cuando menos te lo esperas, entre pañales y chupetes, llega el momento de dar el paso e introducir a tu pequeño en el mundo de los purés o papillas.

El pediatra te indicará cuando es el momento adecuado para comenzar con los purés y que tu bebé vaya descubriendo un mundo nuevo de texturas y sabores. A veces resulta una tarea un poco agotadora que requiere armarse de paciencia y constancia, hasta que el niño se familiarice con los purés y se acostumbre a no depender del pecho y la leche materna.

Si comenzamos con el puré en verano, es normal que el niño muestre menos apetito, por las dificultades para digerir, que acompañan al calor y por la tendencia a “ahorrar” calorías, para no elevar demasiado la temperatura corporal, con lo cual, no debes preocuparte si el pequeño, con frecuencia, no se acaba toda la papilla del plato.

También tenemos otros alimentos que son “menos agradables” para el verano, por ejemplo, los purés muy densos, sobre todo si contienen carne. No obstante, si el rechazo de la carne se convierte en una costumbre, hay que compensarlo con otros alimentos: se puede recurrir a los lácteos, sobre todo al yogur que, además de ser rico en calcio y proteínas, es muy refrescante y apropiado para el verano.

Uno de los alimentos que el pequeño agradece más en verano son las frutas frescas y las verduras, ricos en agua y sales minerales, y que sirven para compensar los líquidos que se pierden a través del sudor por las temperaturas altas propias del verano.

Otro alimento apetecible para el verano son los zumos destinados a la primera infancia, pues son muy fáciles de digerir y garantizan un excelente aporte de vitamina C.
Vamos a la cocina, que os traemos un Menú de verano de purés para el bebé, ideal para combatir el calor en verano:
* Crema fría de calabacín.
● Un kilo de calabacines.
● 2 quesitos en porciones.
● Un litro de agua.
● Una pastilla de caldo de ave.
● 1 litro de leche.

1. Pelar los calabacines, trocear en cubitos y meter en una cazuela.
2. Cubrir con agua hirviendo, añadir la pastilla de caldo y cocer durante media hora.
3. Apagar el fuego, esperar a que se temple, añadir los quesitos y la leche y triturar con la batidora. Esta crema podemos adornarla con cebolla frita doradita.
* Tacos de salmón con verduras.

● 3 rodajas de salmón.
● Una taza de champiñones en láminas.
● 2 pimientos verdes en tiras.
● Una cebolla cortada en juliana.
● Aceite de oliva.

1. Rehogar la cebolla.
2. Cuando esté blandita y transparente, añadir el pimiento verde y después las setas.
3. Mientras tanto, retirar la piel al salmón y cortar en cubitos.
4. Quitar las espinas del interior.
5. Calentar el horno a 180 ºC.
6. Preparar cuatro trozos de papel de aluminio y colocar en el centro una cama de verduras y los cubitos de salmón. Envolverlos.
7. Colocar los cuatro paquetes en una bandeja de horno y tenerlos durante cinco u ocho minutos. Servir un paquete en cada plato.

* Fruta con crema de arroz.
● 2 melocotones maduros.
● 2 kiwis.
● 5 fresas.
● Zumo de naranja.
● 3 tazas de leche de arroz.
● 3 cucharadas de harina de maíz.
● Una rama de canela.
● Una pizca de sal.

1. Cortar toda la fruta en trocitos, añadir un chorrito de zumo y una pizca de sal y dejar macerar durante 30 minutos.
2. Mientras, calentar la leche de arroz con la canela y diluir la harina con un poco de agua fría, removiendo hasta que espese. Dejar enfriar.
3. Repartir la mitad de la fruta en copas individuales. Verter una capa de crema dulce y, por último, el resto de la fruta. Servir frío.

No calientes mucho los purés en verano, es mejor dárselos fríos o templados y combina los purés que le gusten más con otros sabores que rechace más, poco a poco su paladar se irá acostumbrando.


Deja un comentario