Qué se debe hacer al visitar a los bebés recién nacidos al hospital

bebés recién nacidos

Cuando un bebé nace es una tremenda alegría para los padres, son uno más en la familia y con ello, multitud de visitas asolarán la habitación para compartir la tremenda alegría. Sin embargo, es una situación agridulce para los padres, agradecidos por las visitas pero al mismo tiempo muy cansados y con la gran necesidad de centrar toda su atención en el bebé, y especialmente para la madre, que está tumbada en la cama.

Para hacer una visita responsable  a los bebés recién nacidos al hospital, vamos a ver a continuación algunas recomendaciones para facilitarle las cosas a los padres y al pequeño:

  • Nada de llamadas, un mensaje mejor que mejor. Los padres deben estar pendientes ahora del bebé y de cuidar a la madre. Responderán en el momento que consideren adecuado.
  • Las primeras 24 horas nada de visitas. Los padres están cansados y el crucial fortalecer el vínculo del pequeño con los padres durante las primeras horas.
  • El padre tendrá que encargarse de poner orden. Tratar de que ninguna visita esté más de 20-30 minutos y que no se acumule mucha gente, de ser así, invitarles a salir al pasillo para que descanse un poco la madre.
  • No visitar al bebé bajo ningún concepto si se está acatarrado o tiene una enfermedad contagiosa.
  • No pasarse al bebé de mano en mano. Esto puede estresar mucho al bebé y no es justo para él, por muchas ganas que tengamos de hacerlo. Y si lo vamos a hacer, preguntar a los padres primero y lavarnos las manos.
  • No besar al bebé con los labios pintados, puede irritar su piel, y mejor acudir sin perfume, porque ahora tiene que aprender a reconocer el olor de sus padres para sentirse seguro.
  • La hora de las tomas se debe dejar sola a la madre, puede que sienta pudor al sacarse el pecho en público así que mejor dejarla tranquila para que amamante al pequeño cómodamente.
  • Si ofrecemos ayuda a los padres, que sea para hacerles cosas de la casa, no para cuidar al bebé. Ellos lo preferirán.

Ya sabemos cómo hacer una visita al hospital pensando en lo mejor para los padres y el bebé. Así que para la próxima, ¡podremos hacer una visita responsable!


Deja un comentario