La importancia de mantener las rutinas de los bebés en la Navidad

Rutinas de los bebés en la Navidad

La primera Navidad con el peque es muy especial pero debemos asegurarnos que las rutinas del bebé en Navidad serán respetadas. Sabemos que si es muy pequeñito todavía no podrá participar activamente en la celebración. Aún no distinguirá a sus familiares más allá de su mamá y papá pero estará totalmente pendiente de lo que pasa a su alrededor, incluidas todas las decoraciones navideñas más coloridas.

Y no sólo los adornos le estimularán la vista, también incluimos el oído, ya que la tradicional música navideña también despertará toda su atención.

¿Por qué no debemos alterar sus rutinas?

Lo más importante es no alterar el hábito de los bebés durante estas fiestas, incluso si estamos fuera de casa. Las rutinas le crean seguridad y debemos enseñarles a organizar su vida a través de horarios fijos asociados a estas actividades que hacemos de la misma manera todos los días. Esta repetición diaria le permite tener un esquema interno que hace de su mundo un lugar predecible, y por lo tanto, seguro.

Los hábitos más importantes son la alimentación, el sueño y la higiene.

Por ello, si vas a cenar a casa de alguien, tu bebé debe hacer lo mismo que si estuviera en casa en cuanto a horarios de alimentación, baño y sueño. De hecho, es recomendable que la cena se celebre en una casa ajena, ya que cuando lo veas oportuno puedes marcharte con el pequeño.

Todavía el peque no podrá disfrutar del encuentro navideño en su totalidad porque tendrá que respetar sus rutinas, y aún no podrá compartir comidas, charlas en familia ni preparativos, pero se dará cuenta de la felicidad, del cariño, de la música, de los diferentes adornos y se fijará en todas y cada una de las cara todos los presentes. Y esa será su forma de disfrutar de una ¡Feliz Navidad!

 


Deja un comentario